Free the attendee! La libertad del asistente

Pregunta incómoda: el asistente a tu evento ¿se siente como un ser libre, que decide lo que hace… o como un turista japonés en un programa muy definido? Pues por mucho que organices eventos maravillosos, la respuesta honesta es probablemente que este asistente se sienta algo limitado a un programa que no ha decidido. A menudo, sea por método, por simplicidad o por facilitar la coordinación, los eventos corporativos son creados con un journey muy específico o un planning demasiado cerrado para el asistente. Pero ¿qué ocurre cuando se coarta la libertad del asistente a nuestro evento? ¿Qué beneficios supone dotarle de autonomía?…