Emma Ruiz De Azcárate, directora de marketing de Pelayo

Si un producto financiero puede ser algo seco y menos sexy que un coche o una marca de licores (o precisamente por esto), posicionarse y diferenciarse es difícil pero esencial para no caer en la temida comoditización. Esto da al marketing una relevancia mayor aún que para productos más vistosos. Así que cuando nos sentamos con Emma para hablar del marketing y de los eventos de Pelayo, nos adentramos en la estrategia de una marca en la cual el marketing es sin duda estratégico, una marca que pone los valores y el factor humano en el centro de su propuesta de valor, de la experiencia del cliente (interno o externo).¿Cómo concretamente se pone el factor humano en el corazón del marketing?…